El Estadio de Fútbol Monterrey será un edificio moderno, bello y funcional, que ha sido conceptualizado, en su diseño, construcción y operación con la tecnología más avanzada en el ramo deportivo y los más elevados estándares internacionales para asegurar  el respeto y armonía con la naturaleza. Esto incluye el uso de materiales de bajo impacto y la utilización responsable de agua y energía.

PAISAJISMO

El proyecto de paisaje del Estadio está inspirado en el entorno natural, que conecta la montaña y el río. El arbolado y su alineación responden también a esta condición, además de que funcionarán como barreras rompevientos.


ARBOLADO NATIVO DE GRAN TAMAÑO:

A fin de crear un pulmón verde en los alrededores del Estadio, el proyecto contempla la plantación de dos mil  árboles de la región, como:

Encinos roble 
Siempre verde 
Álamo sicomoro



GRANDES ESPECIES:


Son especies de gran tamaño, con vida promedio de 175 años, que superará el promedio de vida de las especies que predominan en el terreno, que en su mayoría es de 11 años.
Debido a su tamaño, una vez maduros estos árboles brindan grandes beneficios: 

  • Generarán una gran cantidad de oxigeno
  • Ofrecerán más de 60 m2 de sombra (un total de casi 90,000 m2 de sombras)
  • Tendrán una gran capacidad para retener agua de lluvia (el 52% de la precipitación), regresándola a la atmósfera por evo-transpiración, es decir esta agua no correrá sobre el pavimento. Por ejemplo, un encino roble de 20 años de vida, retiene más de 1,700 litros de agua al año.